Un nuevo Mestalla de 70.000 asientos costaría 73,5 millones de euros más que el de 49.000

De izquierda a derecha: Inma Ibáñez, Sean Bai, Mark Fenwick y Cgristian Schneider (foto: VCF Media)

Un nuevo proyecto para el nuevo estadio de Mestalla. El que iba a estar listo para el Centenario del Valencia en 2019. El que lleva 13 años a medio hacer. Un estadio energéticamente autosuficiente, de hasta 70.000 asientos y pendiente, cómo siempre, de tener toda la financiación necesaria: 73,5 millones de euros más que el de 49.000 asientos.

«No llegaremos a tiempo de celebrar el centenario en el nuevo estadio» (4 de noviembre de 2016)»

Lay Hoon Chan, presidenta del VCF

La mano derecha de Peter Lim en el Valencia aseguró en la Junta General Ordinaria de Accionistas que Junta General Ordinaria de Accionistas que «soy la responsable de los éxitos y fracasos y por tanto siempre seré autocrítica para saber que seguimos mejorando. Las experiencias de la temporada pasada fueron muy duras. Fuimos muy conscientes de que no repetiremos la misma temporada otra vez».

Falso, cinco años y medio después, seguimos en el mismo lugar: Fuera de Europa y con telarañas en la caja registradora del club meritoniano.

Hoy se ha anunciado una nueva modificación del proyecto con el primer caballo de batalla: ¿Cuál será la capacidad del estadio? El arquitecto Mark Fenwick ha indicado que «si hay una Champions podemos subir. No buscamos soluciones desmontables: hay sitio para 74.000. Ahora se acuerda poner 49.000 sillas pero el estadio es de 70-74.000». Por su parte, el jefe de operaciones del Valencia Club de Fútbol, Christian Schneider añadió que «el convenio especifica que el mínimo son 70.000 y el estadio cumple. En el tiempo todo cambia, esto es de 2004-2005 y nosotros nos amoldamos, igual que con las necesidades del polideportivo. Vamos a abrir con 49.000 porque es la demanda, si hay un gran evento como el Mundial 2030 en pocos meses se ponen las sillas que faltan».

El sobrecoste de añadir 21.000 asientos en la fase final del proyecto le costaría al club (que no a Peter Lim) 70 millones de euros. Casi como doblar la aportación del fondo CVC. El club no quiere que se ven asientos vacíos ya que la media de asistencia actual es inferior a las 40.000 personas. Y ni se plantea bajar sensiblemente los precios ni invertir los 3.500 euros por asiento que supondría llegar a la cifra de 70.000 localidades. Hay que tener en cuenta que el coste no se calcula solo por una «silla» sino por todas las infraestructuras necesarias que se necesitan para alojar y dar servicios a un 30% más del aforo que se quiere acometer.

Inmaculada Ibáñez, directora financiera del club, aseguró que «el estadio se va a hacer sí o sí porque no nos podemos hipotecar 50 años con CVC y tener 80 millones parados. En la Ciudad Deportiva se pueden hacer cosas, pero no tanto». «Yo no puedo poner avales es un imposible, tengo 80 millones y tengo entidades financieras que me apoyan y un plan viable, no pedimos que nos den la ATE ya (edificación terciaria del actual Mestalla). Lo que se pueda construir en Mestalla será lo que quieran las administraciones», señaló poco después.

Ante la cuestión de porque el propietario no cumple con su promesa de financiar lo que falte para finalizar las obras, el director general, Sean Bai dijo que «La construcción del nuevo estadio es una cuestión de club, hay que buscar todas las soluciones posibles y luego veremos los próximos pasos y evaluaremos si necesitamos más cosas. No cambiamos el plan de acabar el estadio.»

Sean Bai

La amenaza de judicializar el asunto

Anil Murthy, antes de ser despedido por incompetente tras ser grabado en una conversación con empresarios, aseguró que su estrategia era dilatar el asunto diciendo gracias a todos y luego llevar el asunto a los tribunales. denunciar presuntas trabas políticas al proyecto. Sean Bai contestó a esta cuestión: «Desde la parte del club no queremos judicializar el proceso, todo lo contrario. Hasta ahora siempre hemos intentado ir de la mano de la administración para hacer un proyecto estratégico y bonito. El club tiene que defender sus intereses pero queremos buscar acuerdos. Si a pesar de nuestra voluntad habiendo presentado un proyecto creíble la administración decide salir adelante con la caducidad de la ATE el club se vería obligado a recurrir esa decisión desproporcionada e injustificada.

Vídeo de presentación del Nou Mestalla

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.