Semifinales de la Champions League (Vuelta): La final será un Liverpool – Real Madrid

Tras los dos partidos de ida, la Liga de Campeones ya tiene finalistas. El Real Madrid marcó tres goles in extremis, en 5 minutos, para remontar ante el City de Guardiola. Por su parte, el Villarreal sucumbió a otra remontada del Liverpool (2-3). Los dos equipos con mejor historial fueron los ganadores.

Mahrez en el 0-1

Real Madrid – Mánchester City: Tras el 4-3 de la ida todo era posible en el Santiago Bernabéu. cumplida la primera parte sin goles, la eliminatoria entre merengues y celestes siguió siendo vibrante en cuanto a ocasiones. La posesión del balón se repartía equitativamente entre ambos bandos y eso tiene mérito cuando un equipo se la juega a las estrellas del City de Guardiola. Y pese a esa igualdad fue Courtois quien tuvo mucho más protagonismo que su rival de posición. El belga tuvo que realizar cuatro intervenciones por ninguna de Ederson. Hubo un duelo que ejemplificó lo que fue el primer acto y es que Vinícuis no fue capaz de finalizar ninguna de las cuatro ocasiones que trató de superar a Kyle Walker. El lateral derecho inglés, que volvía tras una lesión, fue insuperable para el extremo brasileño.

Al Madrid de las remontadas (ante el PSG y el Chelsea) parecía que se le acababa la fortuna en el minuto 73 cuando Mahrez llegó por la derecha a una buena dejada de Bernardo Silva para poner el 0-1 (3-5 en el global). La reacción de Carlo Ancelotti fue meter en el campo a Asensio y Camavinga (por Modric y Casemiro). Movimiento al que replicó o poniendo en juego a Graelish. El ex-valencianista Cancelo pudo hacer el 0-2 con un buen disparo lejano pero Courtois respondió con una gran estirada en el 86…

Vinícius y Ceballos

Pero entonces llegaron dos goles del revulsivo Rodrygo en sólo dos minutos. Primero un balón al área que Benzema dejó para el delantero brasileño y después otro centro de Carvajal que éste remató de cabeza. El City se quedaba con la miel en los labios y el partido con una prórroga de El Renacido. Por tercera eliminatoria consecutiva, el efecto Bernabéu le daba la vida a su equipo cuando peor se encontraba. No obstante, la eliminatoria no había terminado.

En el tiempo extra, dio tiempo para ver a un cretino saltar al campo para tener su minuto de absurda gloria. Pero lo realmente importante es que por primera vez tras más de tres horas el Madrid se vio por delante con el gol de penalti transformado por Benzema. Su decimoquinto tanto (tras una entrada al francés de Rubén Dias). Esas faltas nunca se pasan por alto en el feudo madridista.

Guardiola subió a puesta con Sterling (por Rodri). La primera acción destacada del atacante inglés fue ver la amarilla por una fuerte entrada a Rodrygo. Courtois volvió a lucirse ante un disparo de Foden. Para la segunda parte de la prórroga Ancelotti retiró a Benzema y puso a Dani Ceballos. Ya solo se pensaba en aguantar. Y perder tiempo, claro, porque parece ser que ése recurso no la inventado José Bordalás o lo posee en exclusiva. Al final, solo se recuerda el resultado y en este caso fue que el Madrid se mete en una nueva final en busca de su decimocuarta corona.

El Liverpool remonta para ganar en Villarreal

Mané fue mucho más rápido que Rulli

Villarreal – Liverpool: El equipo amarillo lo dio todo para igualarla eliminatoria en los 45 primeros minutos del desenlace en La Cerámica, pero el Liverpool no sucumbió como antes había sucedido con la Juventus y el Bayern de Múnich. El Villarreal con los exvalencianistas Albiol, Parejo y Coquelin y el cuasi-ché Capoue (no lo fue por que Meriton no quiso pagar 2 millones de euros) plantó batalla a los reds y se despide tras una gran competición en los que han sido el segundo mejor equipo español en el torneo por delante del Barça. Sevilla y Atlético de Madrid, nada menos.

El partido se puso muy de cara a los castellonenses cuando a los dos minutos Dia remató a puerta vacía una gran dejada de Capoue. El Villarreal logró desmantelar el ímpetu de los ingleses con una muy efectiva presión alta y Coquelin, de cabeza, niveló la desventaja adquirida en Anfield a cuatro minutos del descanso. Todo marchaba muy bien, pero el partido se le hizo largo y Gero Rulli tuvo una de sus peores noches. El portero argentino no fue capaz de detener un tiro de Fabinho que estaba muy escorado y no no tuvo mucha puntería. La pelota se le coló por debajo de las piernas al meta amarillo. Lo mismo le pasó con un remate de cabeza de Luis Díaz al que la defensa le dejó solo en un fuera de juego muy mal tirado.

Para rematar la faena Rulli salió muy a destiempo para detener una contra de Sadio Mané quien le dejó a atrás y marcó solo con la ligera oposición de un Juan Foyth que corría desesperado tras él. En menos apenas 12 minutos el Liverpool se había metido en una nueva final en su búsqueda de la séptima Copa de Europa. El Villarreal suma a demás el castigo de no volver a la Liga de Campeones e incluso tiene muy complicado superar a la Real Sociedad (+4 puntos) en los cuatro partidos de Liga que restan para obtener una plaza de Europa League. Incluso el Athletic Club pugna por su actual plaza en la Conference League. De la gloria al desastre solo hay un paso.

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.