Roberto Gil: La disciplina de un hombre de club

Roberto Gil en Mestalla

Roberto Gil se retiró del fútbol en febrero de 1971. Medio siglo después el que fuera capitán, entrenador y secretario técnico del Valencia todavía está presente en los recuerdos de los aficionados más veteranos. El gran capitán, junto a su escudero Paquito (Francisco García Gómez), sumó dos Copas de Ferias (1962 y 1963) y una Copa del Rey (1967). El título de Liga de 1971 coincidió con una grave lesión suya en el pubis que le hizo pasarse un año en blanco. Fue el secretario técnico del ascenso en 1986 y entrenador del primer equipo del Valencia en dos épocas delicadas de 1984 y 1988. Nacido en Paterna y criado en Riba-roja, fue el ex jugador ché Rino Costa quien lo captó para el juvenil valencianista. Tras pasar por una cesión al Sagunto, llegó al Mestalla y al primer equipo en 1958.

En ocasiones se desprecia los títulos de Copas de Feria, por aquello de ser «de feria», aunque en realidad este término hacer referencia a que eran equipos de ciudades con ferias internacionales y no tiene pinta que Valencia, Barcelona, Londres, Viena, París o Milán, por ejemplo, fueran pueblos remotos. En 1962 el Valencia quedó encuadrado en un bloque de eliminatorias junto al Inter de Milán, Colonia, Lausana, MTK de Budapest, Nottingham Forest, Hearts y Unión Royal Amberes.

Valencia 2-0 Nottingham Forest [Waldo (2)]
Nottingham Forest 1-5 Valencia [Héctor Núñez (3) y Waldo (2)]
Lausana – Valencia (suspendido por nieve)
Valencia 4-3 Lausana [Ribelles (2), Coll y Waldo]
Valencia 2-0 Inter de Milán [Guillot (2)]
Inter de Milán 3-3 Valencia [Chicao, Recamán y Ficha]

Semifinal
Valencia 3-0 MTK Budapest [Waldo, Guillot y Coll]
MTK Budapest 3-7 [Héctor Núñez (3), Waldo (2) y Guillot(2)]

La final se disputó al inicio de la temporada siguiente debido al parón obligatorio para el Mundial de Chile 62. El Valencia se impuso 6-2 al Barcelona [Guillot (3), Yosu (2) y Héctor Núñez], en un partido que al descanso iba 3-2. Pero una gran segunda parte llevó el delirio a Mestalla. El partido de vuelta fue mucho más calmado con un 1-1 (Guillot). Se da la circunstancia de que en ambos partidos jugó el mismo 11: Zamora, Piquer, Quincoces II, Mestre, Sastre, Chicao, Héctor Núñez, Ribelles, Waldo, Guillolt y Yosu.

«Nosotros sentíamos la camiseta. Ahora la besan, pero les dan más dinero y se van»

Roberto Gil

Segunda Copa de Ferias

Valencia 4-2 Celtic de Glasgow [Coll (2) y Guillot (2)]
Celtic de Glasgow 2-2 Valencia [Waldo y Guillot]
Valencia 4-0 Dunfermline [Waldo (2), Héctor Núñez y Guillot]
Dunfermline 6-2 Valencia. Desempate en Lisboa: 1-0 (Manolo Mestre)
Valencia 5-0 Hibernian [Waldo (2), Roberto (2) y Chicao]
Hibernian 2-1 Valencia [Chicao]

Semifinal
Valencia 3-0 Roma [Chicao, Héctor Núñez y Guillot]
Roma 1-0 Valencia

El campeón defendió el título ante el Dynamo de Zagreb. En la ida, en Croacia, el Valencia se impuso 0-2 con los tantos de Urtiaga y Waldo. Con una notable autoridad, Mestalla dictó sentencia con otro 2-0 esta vez con Mañó y Sánchez Lage como goleadores. En aquella temporada el torneo era la segunda competición tras la Copa de Europa ya que la Recopa apenas contaba con dos años de historia.

A la tercera no fue la vencida

A la final de la Copa de Ferias de 1964 llegó el VCF superando al Colonia por un 4-3 total y haber eliminado al Ujpest Dozsa húngaro, Rapid de Viena austriaco y el Shamrock Rovers irlandés. En ese momento el club ya era uno de los equipos más destacados de España, con tres títulos de Liga y de Copa. La final de disputó a partido único en Barcelona el 24 de junio a las 19:30 horas, tan sólo dos días después de la final de la Eurocopa en la que España venció a la URSS 2-1 con el célebre gol de Marcelino (jugador del Zaragoza) y otro de Pereda (Jusainov, marcó por parte soviética. En la final se impusieron los maños por 2-1 (Villa y Marcelino; y Urtiaga por parte ché). Hubo tangana final por un posible penalti de Santamaría a Guillot. Los valencianistas culparon del resultado al árbitro portugués Joaquim Costa, pero lo cierto es que el VCF se quedó sin su tercer título consecutivo y el trofeo en propiedad. Fue un momento amargo para Roberto que disputó la final en este 11: el Valencia, dirigido por Mundo, formó con Zamora; Arnal, Quincoces, Vidagany; Paquito, Roberto; Suco, Guillot, Waldo, Urtiaga y Ficha, dirigidos por el gran Mundo (Edmundo Suárez).

«La Copa del 67 fue mi mejor momento porque participé en todos los partidos y acabar recogiendo la Copa como capitán es una experiencia que recordaré mientras viva»

Roberto Gil

La Copa del 67

Cádiz 1-2 Valencia [Paquito y Claramunt]
Valencia 6-0 Cádiz [Ansola (3), Waldo (2) y Paquito]
Real Betis 2-1 Valencia [Ansola]
Valencia 3-0 Real Betis [Waldo (2) y Ansola]
Valencia 2-1 Real Madrid [Jara y Waldo]
Real Madrid 0-1 Valencia [Waldo]
Elche 2-1 Valencia [Arnal]
Valencia 2-0 [Waldo]

El Valencia se impuso 2-1 al Athletic Club de Bilbao con los goles de Arnal y Paquito. Argoitia recortó distancias, pero no fue suficiente para los vizcaínos). Roberto Gil siempre protagonista por su juego técnico y valiente, levantó una Copa del Rey que luego se escaparía en tres finales consecutivas: 1970, 1971 y 1972 (algo que ya sucedió en 1944, 1945 y 1946 y que sólo le ha pasado al club de Mestalla).

Sánchez Lage, Héctor Núñez, DiStéfano y Roberto Gil en un homenaje en Riba-roja

«Roberto ha tenido una gran personalidad y figura dentro del club y el reconocimiento que se está haciendo por parte del Valencia CF es merecido. Con los de casa, el Valencia CF se queda un poco corto, pero Roberto se lo merece. Para mí es un orgullo estar aquí»

Pep Claramunt

«Lo tuve dos temporadas. Era como un padre. Tener un entrenador que te hablase y te diera consejos en valenciano era lo más bonito para alguien de la casa»

Miguel Tendillo

Como hombre de club se hizo a los puestos de secretario técnico en la época de Arturo Tuzón, con fichajes de bajo coste como Pedro Alcañíz y también echó una mano en los banquillos en los convulsos años ochenta. Siempre lo hizo sin estridencias y sin reclamar ningún protagonismo para sí mismo. Demostrando que la elegancia que tenía sobre un terreno de juego también podía ser exhibida en su trabajo en los despachos. Un ejemplo de lo que es un gran jugador y representante de un club.

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.