Octavos de final de la Europa League (vuelta)

El Betis y el Sevilla se vieron abocados a una prórroga en la que ambos fueron eliminados al marcar el Frankfurt alemán y el West Ham inglés, respectivamente. Por su parte el Barça remontó en Estambul con más trabajo que brillo y ya se presenta como el favorito entro los ocho cuartofinalistas de la competición.

Aubameyang y Pedri

Galatasaray – Barcelona: Xavi Hernández recurrió a su trío Ferrán Torres, Aubameyang, Adama Traoré como recurso ofensivo, pero el juego de ataque culé no rendía como en otras ocasiones. De hecho el susto llegó a la media hora de juego cuando un despiste defensivo de Ferrán y De Jong permitió a Marcao poner por delante al Galatasaray. Era el primer gol de la eliminatoria tras el 0-0 de la ida. El Barça, impreciso durante toda la primera parte, supo aguantar el tipo y fue uno de los menos habituales, Pedri, quien igualó la eliminatoria poco antes del descanso. Y si acabó igualado fue por poco, pues Aubameynag remató de cabeza al palo un buen centro de Adama.

Cinco minutos después de reanudarse el partido los culés se adelantaron gracias al oportunismo de Aubameyang. Peña había detenido dos remates pero la jugada siguió en su área y los turcos no supieron despejar el peligro. Con el marcador a favor el Barcelona se mostró sobrio y mantuvo a raya a un rival que acabó perdiendo el ímpetu. El Barça sigue adelante y ya es el favorito de la competición.

Leverkusen – Atalanta: Hubo claras oportunidades desperdiciadas por ambos equipos en el primer acto, pero ambos equipos han coincidido en parecer más enfocados en no conceder un que en anotarlo. La presión creciente solo afecta al Leverkusen, ya que sin la regla del valor doble de los goles como visitante (en caso de empate) le obligaba a ganar por un margen de dos goles.

El Atalanta llega a los cuartos de final de la UEFA Europa League por primera vez en su historia después de un dramático gol de Boga para sumar a la ventaja de 3-2 que lograron en el partido de ida, con una actuación muy profesional en suelo extranjero. Leverkusen fue mucho mejor en comparación con el partido de ida, pero su incapacidad para saber aprovechar sus oportunidades finalmente les costó la oportunidad de revertir la pérdida en Bérgamo.

Mónaco – Braga: Como sucediera en la ida, las buenas intenciones del Mónaco se fueron desdibujando por su incapacidad para finalizar las jugadas de ataque. A la ventaja portuguesa de la ida se sumó un gol más de la mano de Abel Ruiz. El delantero valenciano supo aprovechar su oportunidad tras un remate de André Castro que despejó Nübel y Abel enganchó desde 20 metros y tras rozar en un defensor puso el 0-3 en la eliminatoria.

Estrella Roja – Rangers: En una primera mitad entretenida, el equipo serbio sentía que podría haber salido con una mayor ventaja que hubiera acercado más a los escoceses en el global de la eliminatoria. Ivanić logró marcar el único gol hasta el momento, pero además McGregor también hizo dos buenas paradas. Los Rangers se acercaron a través de Morelos, pero el dominio perteneció al equipo local. La frustración del Estrella Roja se debía a que lideraban el partido por un gol, pero perdían por dos en el cómputo global.

Ryan Kent, con una gran cabalgada, puso el empate y acabó con las expectativas clasificatorias de los serbios al inicio de la segunda parte. Cristiano Piccini, además tuvo que pedir el cambio por lesión. Mala suerte para el exjugador ché. El segundo tanto serbio, ya en el tiempo añadido fue anecdótico. El Rangers está en cuartos.

Kamada y Guido Rodríguez

Frankfurt – Betis: El partido comenzó de forma cautelosa. Ambos equipos tuvieron mucho cuidado en no dejar huecos atrás. El Eintracht quien tuvo la mayor oportunidad cuando Knauff sacudió la madera. El Betis asumió que que debía subir su nivel de juego si quería darle la vuelta a la eliminatoria en Alemania y salió con más ambición en la segunda parte. Aún así faltaba mucha frescura en ataque. Canales estaba aún bajo de forma y Fekir no encontraba el camino. El equipo de Manuel Pellegrini tuvo la suerte de cara al ver como el balón se estrellaba en la escuadra tras una falta lateral que Knauff cabeceó al primer palo. Era el segundo remate al poste de los alemanes. Poco después fue Joaquín, quien tras una gran galopada le puso un balón a la cabeza de Juanmi que no logró su objetivo solo por una gran parada de Trapp. El Betis estaba acorralado, pero en el 89, un pase al primer palo de Fekir lo cazó Borja Iglesias que apenas llevaba unos minuts sobre el terreno de juego. El ex canterano del Valencia, igualaba una eliminatoria que ya se veía perdida (en su segunda oportunidad).

En la prórroga El Panda Iglesias pudo ser el héroe pero cabeceó al palo un balón comprometido que le llegó tras un remate de Laínez. Un gol, tras un saque de falta y la salida atropellada de Rui Silva, permitió decidir la eliminatoria a Hinteregger para el Frankfurt tras una revisión del VAR. El Betis se queda con la Liga y la Copa que le disputará al Valencia CF.

West Ham – Sevilla: El West Ham tuvo una buena puesta en escena en la primera mitad. Consiguieron mantener a raya al Sevilla y así lograron su primer objetivo, igualar la eliminatoria con el tanto del checo Soucek tras un buen pase de Antonio. El tanto al borde del descanso animó a la grada del Estadio Olímpico de Londres. El equipo de Julen Lopetegui dio la cara pero no supo sacar partido de la peligrosa dupla Martial-En Nesyri.

Pero en la segunda parte el Sevilla siguió mucho más concentrado en defender que en crear jugadas de ataque. El West Ham sí que tuvo esa voluntad pero al equipo londinense le faltaba una marcha más para superar a Bono que tuvo un par de buenas intervenciones. Al final se tuvo que recurrir a la prórroga. Soucek dio otro aviso de cabeza. Lopetegui recurrió a Rafa Mir y Munir para darle otro aire al ataque. Pero fue el ucraniano Yarmolenko quien deshizo el empate. Un momento muy emotivo para un jugador cuyo país está en una guerra impuesta por los delirios de grandeza de Vladimir Putin. Al final el Sevilla, seis veces campeón de la competición, cayó en Londres. De forma merecida y mostrando actitud, pero también unos claros signos de agotamiento.

Lyon – Oporto: En una primera mitad cautivadora, el Lyon comenzó muy bien y duplicó la ventaja obtenida en Oporto a través de Dembélé, pero los portugueses se defendieron con orden. La paciencia de los portugueses tuvo su premio final con el gol de Pepê. La ventaja en la eliminatoria seguía de parte de los franceses (2-1) pero planteaba un escenario más abierto, imprevisible y abierto a un error por la tensión de un marcador ajustado. En la segunda parte el Lyon controló bien el tempo del partido, las ganas del Oporto se perdían en un mar de dudas. Y aunque Vitinha tuvo una buena oportunidad en el último suspiro, le falló la puntería y los lusos caean ante el representante francés en la Liga Europa.

Leipzig – Spartak de Moscú: Eliminatoria cancelada por la invasión rusa en Ucrania.

Resultados de los partidos de ida

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.