Jornada 38: Éste partido no se juega en Mestalla

No le demos más vueltas. Todos lo sabemos. Cada uno tiene su propia sensibilidad Ché, pero en la caótica situación que vivimos actualmente se requiere un esfuerzo por parte de todos. El sábado el Celta jugará en Mestalla pero el partido en el que nos va la vida se disputa en la calle.

Anil Kumar Mrthy, persona non-grata para el valencianismo

El sábado, en Planeta Mestalla habrá una crónica, pero no será el del intrascendente partido de la jornada 38. Einstein definió la locura como «seguir haciendo lo mismo y esperar un resultado diferente». Y es una locura que no nos plantemos ante Meriton Holdings y su tropa de marionetas y les dejemos buen claro que No negociamos con terroristas…

Hace ocho años ya que secuestraron el Valencia Club de Fútbol a través de su condición de sociedad anónima con una sarta de mentiras amplificadas por el aparato de propaganda de Amadeo Salvo, Aurelio Martínez y algún pseudoperiodista adicto al soborno. «La transacción más grande del fútbol mundial» anunciaron en su circo. Y lo que omitieron es que para ellos nuestro rol era el de payasos de los que reírse. Anunciaron inversiones, apoyo a la cantera y un estadio que se financiaba con el viejo: «Si no hay comprador, Peter Lim pondrá 150 millones para quedárselo». Entonces, cuándo la mayoría cayó en la histeria colectiva de un rescate desde Singapur, no éramos racistas y criticones. Esa es una excusa que se pone cuando la decepción por la peor gestión vista un club de fútbol es criticada… Pero como suele suceder en los negocios, cuando no se va con el dinero por delante, éste no aparece por detrás.

El diario Superdeporte puede ponerse la medalla de haber destapado con total rotundidad la incompetencia de Anil Murthy, quién no tiene ningún reparo en negar la realidad, pero el presidente Pinocho no es más que, cómo él mismo definiría, un presidente funcionario, al servicio de un jefe que no está ni se le espera.

El sábado se acaba la Liga. Al Valencia se le acaba la vida cada día que pasa. Y sí, será responsabilidad de cada uno entrar o quedarse fuera del campo. Cómo también es responsabilidad de cada uno contribuir de alguna manera para salvar el club o esperar a que lo hagan otros. Así de simple y así de claro. Si alguien tiene dudas, quédate fuera y charla, abraza, tómate algo, ríe, grita o llora con algún otro seguidor que está sufriendo tanto como tú. No hay resultado posible que lo mejore este sábado. Está Liga 2021/22 llega a su fin y el VCF no desciende… ni va a ganar el campeonato, ni va ir a Champions, ni a la Europa League o a la Conference League. Y ése es el problema, que no vamos a ninguna parte porque nos han convertido en totalmente irrelevantes.

Los audios publicados (y por publicar) harán caer la cabeza del indigno Anil Murthy, muy probablemente, pero otro personaje siniestro de este patético drama ocupará su lugar. Volverá el mantra de déjennos trabajar. Aunque sin dinero y sin dignidad no se trabaja, cómo mucho de sobrevive de un día para otro hasta que el desenlace final sea que todo vuele por los aires y se cuente una leyenda que empiece así: «Aquí hubo una vez un equipo que fue grande pero acabó desapareciendo cuando le vendió su alma al diablo y solo un puñado de personas intentaron hacer algo al respecto».

Cambiemos el final del relato. Estamos a tiempo.

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.