Jornada 13: El Valencia se resiste a perder con el Atlético con un gran Hugo duro (3-3)

El Atlético ya se veía con una victoria en Mestalla cuando su rival, siempre agazapado salió definitivamente a por todas y con dos goles de Hugo Duro en el tiempo añadido logró un empate de un equipo con muchas lagunas, pero que nunca se rinde.

«Está claro que no podemos dar los partidos por perdidos y así lo estamos demostrando. Es gracias a la afición que aprieta, aunque vayamos con dos goles de desventaja y eso al equipo le ayuda un montón»

Hugo Duro

José Bordalás volvió a optar nutrir el centro del campo con cinco jugadores ante el Atlético. La misma táctica que empleó con éxito contra el Villareal. En esta ocasión el técnico alicantino tuco que alinear a Diakhaby y Alderete por primera vez por la baja de Gabriel Paulista. Simeone tampoco quería sobresaltos y formó con tres centrales y la pareja Carrasco-Trippier para darle salida al juego por las bandas. Pero el lateral inglés se hizo dañó en la clavícula al caer protegiendo un balón y dejó su puesto a Vrsaljko.

El tacticismo era intenso. La presión blanquinegra funcionaba pero los problemas en la elaboración eran evidentes. De Paul y Savic dejaron claro a Gayá y Wass que iban a jugar duro en defensa. También Vrsaljko se apuntó a cazar al capitán valencianista. El Valencia se empezaba a sentir acorralado. Cillessen jugaban en largo sin correr ningún riesgo. El Atlético merodeaba el área, sin ocasiones pero estrangulando el inicio de las jugadas de se rival. Wass y Racic no daban una buena salida al balón y Soler y Hélder no progresaban por la banda. Un disparo lejano de Correa y otro, más peligroso, de Guedes fue el saldo ofensivo tras la primera media hora.

La igualdad se rompió con una jugada de De Paul que dejó el balón a Correa y éste a Luis Suárez sin que nadie se interpusiera. El uruguayo se fue con facilidad de Diakhaby y la cruzo al palo derecho, dio en el poste y Gayá no fue capaz de evitar que la pelota cruzara la línea de gol. La intensidad defensiva se había rebajado y el castigo fue inmediato. El Atlético dio por buena la ventaja y dio un pasito atrás. El Valencia llegó al descanso con un tiro cruzado lejano de Guillamón. Tocaba dar un paso al frente para salir del agujero.

‘No podemos obviar la realidad. Si creemos que somos muy buenos por empatar al Atlético vamos por el mal camino. Debemos tener humildad y saber en qué debemos mejorar»

Bordalás

Sonrisas y lágrimas en el segundo acto

Griezmann casi marca el segundo con un remate de cabeza a pase de Correa. Apenas se llevaba un minuto de juego. Era un mal presagio que la grada reconoció con murmullos de desaprobación… pero el hechizo se quebró de forma casi absurda. Una, por fin, larga posesión acabó con un centro al segundo palo que remató/centró Guedes, tocó Oblak y Savic acabó convirtiendo en el empate.

El componente anímico no reforzó a los ché. Tan solo 6 minutos tardaron en ver como Griezmann le robó la cartera a Guillamón en el inicio de la jugada, trazó una diagonal, y la mandó a la escuadra del palo corto. Un golazo y un error de bulto. Como el de Cillessen y su compañeros que vieron a Suárez entrar en el área hacerse un pequeño lío con el balón y Vrsaliko haciendo el tercero casi sobre la línea de gol (tras revisión del VAR que no quiso ver una pmano de Suárez) que inclinaba la balanza, otra vez, hacia el lado rojiblanco.

Por si no fuera suficiente mazazo, Wass se topó con el larguero con el que podía haber respondido a las dos bofetadas de realidad del Atlético. Bordalás movió el banquillo y cambió al 4-4-2. Yunus Musah y Marcos André eran la apuesta ofensiva que no dio el resultado esperado. Sí lo hizo un triple cambio final.

Hugo Duro marcó un gol de ‘9’ (el nueve que aspira y podría ser en Mestalla) a centro de Gayá en el 91. colándose entre dos centrales. Eran 7 minutos de añadido. Guedes sacó una falta en junto al córner izquierdo y la cabeza de Hugo Duro volvió a rescatar un punto como ante el Mallorca lo hiciera Gayá. Martilleó el balón a la red e impidió una derrota que parecía inevitable. El delantero madrileño fue el hombre del partido.

Faltó ambición en el planteamiento y en la actitud de los jugadores. Si bien el Atlético es el actual campeón de Liga, jugar con valentía y más en casa debe de ser una característica irrenunciable del VCF. Cuando el equipo no se arrugó descubrió que el Atlético puede sufrir. Y que sufre. Es una lección a aprender por los jugadores, y también para Bordalás durante el parón por selecciones.


Ficha del partido

3 – Valencia CF (4-5-1)

Cillessen; Foulquier (85) , Diakhaby, Alderete (85), Gayá; Guillamón, Carlos Soler, Racic (65), Wass (65) y Hélder Costa (85); Guedes. Cambios: Marcós André y Yunus (65). Manu Vallejo, Hugo Duro y Koba Koindredi (85). Entrenador: José Bordalás.

3 – Atlético de Madrid (5-3-2)

Oblak; Trippier (6), Savic, Giménez, Hermoso, Carrasco; Correa (72), Koke, De Paul (87); Griezmann y Luis Suárez (87). Cambios: Vrsaljko (6). Kondogbia (72). Joao Félix y Herrera (87). Entrenador: Diago P. Simeone.

0-1 Luis Suárez 34′.

1-1 Savic pp. 51′

1-2 Griezmann 57′

1-3 Vrsaljko 61′

2-3 Hugo Duro 91′

3-3 Hugo Duro 96′

Estadio de Mestalla (Valencia). Árbitros: César Soto Grado (colegio riojano) y Guillermo Cuadra Fernández (VAR).

Clasificación provisional de la jornada 13

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.