España rompe la racha de Italia con una gran victoria en San Siro (1-2)

Dos goles de Ferrán Torres y la expulsión de Bonucci allanaron el camino de España en San Siro. La final de la Nations League fue un justo premio para el equipo que más demostró en el campo.

Ferrán Torres en el 0-1

«Sabíamos que era un partido especial, caímos en semifinales de la Eurocopa y qué mejor que ganarles en su casa en otras semifinales»

Ferrán, tras el partido

Gavi (5/08/2004, con 17 años y 62 días, el debutante más joven de la historia de La Roja) dio su segunda sorpresa con su titularidad con tan solo 275 minutos de experiencia en Primera. La apuesta de Luis Enrique salió bien y el joven barcelonista de 17 años no se arrugó en un escenario tan emblemático como San Siro. Y no fue la única apuesta que le salió bien al técnico ya que la primera parte fue toda como la seda para el seleccionador español.

A pesar de que las primeras acciones fueron unas imprecisiones al sacar el balón en el mismo origen de la jugada, el equipo no se descompuso y fue jugando fiel a su estilo. Pronto llegó la combinación por la izquierda entre Marcos Alonso y Oyarzabal para que el donostiarra le pusiera un balón al corazón del área que Ferran Torres convirtió en el primer gol. El ex valencianista demostró que tiene tanto futuro como 9 como lo tiene de extremo. Pudo llegar el segundo a continuación en una jugada atropellada que acabó con un remate de Oyarzabal que dobló las manos de Donnaruma y se fue al palo.

Italia acusó el golpe pero como es costumbre se rehizo con toda la voluntad que pudo reunir. Le fallaba el fútbol, pero no las ganas de revertir la situación. Bernardeschi puso a prueba a Unai con un tiro escorado que el portero y el palo rechazaron. Y poco después Insigne falló lo que un jugador de su clase no suele fallar en un remate de primeras, centrado, con toda la ventaja, pero el tiro le salió excesivamente cruzado.

A partir de ahí el partido se tomó un descanso. Hasta que volvió el vértigo (y las continuas propuestas de los italianos). Bonucci vio la amarilla (minuto 31) por protestar y otra amarilla por dar con el codo en el cuello de Sergio Busquets (minuto 41). Karasev no se escondió y expulsó al capitán italiano. Y en el tiempo añadido, Sarabia y Marcos Alonso combinaron por la izquierda para que Oyarzabal volviera a conectar con Ferran Torres. El delantero valenciano, de cabeza, marcaba el 0-2. El agujero se hacía más grande.

Cambios en el guión

Chiellini entró en el segundo acto para formar protegerse con una defensa de tres centrales con Bastoni y Di Lorenzo. Ferran pidió el cambio a los cuatro minutos por un problema muscular. Yeremi Pino entró para sustituirle, pero escorado en la derecha y con Oyarzabal de nuevo nueve. Más juventud en el campo. Italia se protegía desde un 5-4-1 para no recibir más goles y esperar alguna oportunidad. España aumentaba su dominio de la posesión del balón con la superioridad numérica.

Mancini metió músculo con Moise Kean, pero también retiró a su jugador con mejor capacidad para la construcción como Verrati. Probablemente más motivado por el partido para el tercer y cuatro puesto. Oyarzabal de cabeza casi marca el tercero entre el desconcierto italiano a la hora de replegarse. España sacaba el balón con limpieza y una curiosa defensa con tres zurdos (Marcos Alonso, Pau Torres y Laporte) y un ambidiestro (Azpilicueta).

Marcos Alonso no hizo bueno un gran pase en profundidad de Yéremi Pino y su remate lo sacó Donnaruma. Le faltó el veneno de un delantero al lateral español. Los minutos caían sin ningún atisbo de esperanza para el campeón de Europa hasta que en un error clamoroso de Pau Torres dejó una autopista directa a Chiesa que le cedió a Pellegrini el gol de la esperanza… Pero afortunadamente no llegó el milagro y los cinco minutos de añadido se pasaron con España acaparando el balón. España se cobra su vendetta por las semifinales de la Euro y ya espera el domingo a Francia o Bélgica para pelear por un título que hasta ahora solo tiene Portugal.

Ficha del partido

1 – Italia (4-4-2)

Donnarumma; Di Lorenzo, Bonucci, Bastoni, Emerson; Jorginho (63), Verratti (57), Barella (71), Bernardeschi (46); Chiesa e Insigne (57). Cambios: Chiellini (46). Locatelli y Kean (57). Pellegrini (63). Calabria (71). Entrenador: Roberto Mancini.

2 – España (4-3-3)

Unai Simón; Azpilicueta, Laporte, Pau Torres, Marcos Alonso; Koke (74), Busquets, Gavi (83); Oyarzabal, Sarabia (74) y Ferran Torres (49). Cambios: Yéremi Pino (49). Bryan Gil y Mikel Merino (74). Sergi Roberto (83). Entrenador: Luis Enrique Martínez.

0-1 Ferran Torres 17′

0-2 Ferrán Torres 47′

1-2 Pellegrini 82′.

Árbitro: Sergey Karasev (Rusia).

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.