El perfil de Ilaix Moriba

A cuatro días del cierre del mercado de invierno, el Valencia ha conseguido cerrar la cesión de un mediocentro. El joven guineano Ilaix Moriba, es el elegido. Llega cedido, sin opción de compra y se espera que su impacto sea inmediato ya que cubre la baja el jugador con más minutos de la plantilla: Wass.

«Me gusta mucho el Valencia, un equipo que siempre está arriba. Quiero darlo todo en el campo, darle lo que necesita al entrenador, vamos a intentar hacer feliz a la afición»

«Mestalla siempre es un campo díficil para el rival y la ciudad es maravillosa. Ya que estoy aquí debo aprovecharlo y darlo todo al club»

Ilaix, en su presentación

El 3 de noviembre de 2020 el Atlético de Madrid cerraba el fichaje de Geoffrey Kondogbia para suplir la venta de Thomas Partey. En ése verano Dani Parejo y Francis Coquelin habían sido traspasados al Villarreal (el capitán fue gratis con la carta de rescisión). Desde entonces el Valencia no había fichado a ningún mediocentro defensivo. Tampoco ofensivo. La situación era tan tensa que Kondogbia se despidió con un recado: «Después de haber destruido un proyecto ambicioso, has tenido que engañar a tu entrenador y por último a mí. Gracias Anil Murthy».

Ahora, en la recta final del mercado de invierno de la temporada siguiente, el Valencia ha conseguido la llegada de un mediocentro (segundo fichaje tras el de Eray Cöemert), capaz de ser creativo y ayudar con su físico en la recuperación, como es Ilaix Moriba. Un viejo conocido de la Liga. Pero lo de viejo tiene truco porque Moriba apenas tiene 19 años, y recién cumplidos (19 de enero).

Para que esto sea posible, primero se ha tenido que dar el acuerdo, de nuevo con el Atlético para traspasar a Daniel Wass por 2,7 millones de euros (y un millón más en varios posibles bonus). Una operación en la que el Valencia por fin no ha salido perjudicado ya que el danés ya no quería jugar más en Mestalla y acababa contrato el 30 de junio.

«Cuando me dijeron los dorsales que estaban libres no me lo pensé. El 23 me identifica mucho, por las grandes leyendas que han llevado el 23»

«Llego motivado para demostrar lo que valgo. No me gusta perder en nada, me gusta mucho competir. Estoy contento y aprender todo lo que pueda de Bordalás»

Ilaix Moriba

Un joven prometedor pero sin experiencia

Moriba es una de las grandes apuestas para la renovación del Barcelona que se acercaba al fin de la era Messi. El guineano de la cantera culé no aceptó las condiciones en las que el club azulgrana le quería mantener en el primer equipo pero asumiendo una de las fichas más bajas de toda la plantilla y sin posibilidad de mejorar a corto plazo. Al final el Leipzig alemán le echó el lazo por 16 millones de euros y 6 en bonus (más un 10% de un futuro traspaso). Ronald Koeman dijo entonces de él que «mi consejo a Ilaix es que el dinero no es lo más importante».

El mediocentro africano tiene un imponente físico con 1,85 metros y se maneja bien con el balón tanto en los pases como en la conducción de balón. En Can Barça jugó 18 partidos en los que anotó un gol. Y ganó una Copa del Rey. Pero sus problemas se han acrecentado en el club de la bebida energética que te da alas…

Esta temporada está siendo totalmente improductiva lo que es un bache importante para un joven con muchas ganas por llegar a hacerse un nombre. Ya en la cantera catalana la Federación Española de Fútbol le ofreció ser internacional con España en la Sub21 con vistas a dar el salto a la absoluta en no mucho tiempo. Había jugado en la Sub16, 17 y 19. Pero ahí quedó todo. Al final se decisió por Guinea dónde se le abrían las puertas de la absoluta, al instante. Por eso la campaña 2021/22 ha sido una caído en picado: 60 minutos en la Champions League (repartidos en 3 partidos en un duro grupo con el Mánchester City y el PSG), 30 minutos en la Bundesliga (2 partidos) y 10 minutos en la Copa alemana. Un fiasco.

La única nota positiva ha sido su participación en la Copa Africana de Naciones en la que acaba de ser eliminado en los octavos de final (0-1 vs Gambia). En total han sido 219 minutos en tres partidos, se perdió solo el primero, en el que formó un trivote con Aguibou Camara y precisamente otro candidato a la medular valencianista, Amadou Diawara. Con Guinea se ha empleado en un esquema 3-5-2 en el que él jugaba por el centro o la derecha. Un esquema que Bordalás ha empleado como alternativa al habitual 4-4-2.

Ilaix tendrá en Valencia una oportunidad demostrar todo aquello que se le ha presupuesto desde niño. Chelsea y City le tentaron antes de llegar a la mayoría de edad y el Valencia espera que le dé tiempo a acoplarse ya que está perfectamente integrado en el ambiente de la Liga. Llega como cedido, sin opción de compra, y aunque la tuviera, ciertamente el Valencia no estaría en condiciones de pagarla. Con el Leipzig tiene contrato hasta 2026 y el club alemán espera que se revalorice en un equipo que tendrá que recurrir a él desde ya mismo. El importantísimo partido de Copa contra el Cádiz en Mestalla ya será una buena oportunidad para él ya que al menos llega algo rodado de la CAN. Si Bordalás no opta por Racic o Koba Lein, algo que de momento parece poco probable. Mañana jueves aterriza en Valencia y empezara la tradicional ruta de examen médico, firma y presentación.

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.