Cuartos de final de la Europa League (vuelta)

Los cuatro partidos de ida fueron muy ajustados. Pero no sucedió así en la vuelta. El Barcelona cayó con estrépito 2-3, con un duro y efectivo Frankfurt. También cayeron en casa el Lyon 0-3 ante el West Ham y el Atalanta 0-2 con el Leipzig. Las semifinales serán West Ham-Frankfurt y Leipzig-Rangers.

Barcelona – Frankfurt: La polémica llegó incluso antes que el partido. Miles de aficionados alemanes tenían entradas por todas las zonas del Camp Nou, hasta el punto que el Frankfurt parecía jugar en casa. En cuanto a la primera parte, de nuevo pudieron verse las dos caras diferentes Frankfurt muestran en la Bundesliga (la mala, dónde es noveno) y en esta Liga Europa (la buena). Pero el 0-2 logrado en la primera parte gracias a un gol de penalti de Kostic (tras un torpe agarrón de Eric García) y un buen remate de Borré fue una ventaja merecida por su planteamiento valiente.

El equipo de Oliver Glasner se refugió en un 5-4-1 que mantenía a raya a los azulgranas y además le permitía seguir llegando con mucho peligro. Y Xavi Hernández retiró a Pedri para dar entrada a Frenkie de Jong. Al borde de la hora de juego el árbitro portugués Artur Dias tuvo que revisar una mano en el área alemana, pero desestimó el penalti que le pedía Ferrán Torres. Un espléndido zurdazo de Kostic elevó la crisis de ansiedad de los culés que ya se veían 1-4 en la eliminatoria con poco más de veinte minutos de juego por delante.

Para colmo de males blaugranas, Sergio Busquets marcó al recoger un balón perdido en el área tras una falta lateral. Pero el VAR revisó la jugada y anuló el tanto por fuera de juego. Busquets se desquitaría, un poco, al marcar de un potente disparo desde el borde del área en el minuto 90 (el árbitro añadió 12). Depay cerraría la noche con un gol de penalti (a Luuk de Jong con roja a N’Dicka), pero la eliminatoria estaba resuelta 3-4 para los alemanes.

Rangers – Braga: El técnico portugués Carlos Carvalhal se preocupaba de cómo sus jóvenes jugadores podrían lidiar con el caldero de Ibrox. Bueno, han sido sorprendidos en una primera mitad dominada con autoridad por los Rangers. Tavernier abrió el marcador después de un minuto y terminó la mitad con un segundo desde el punto de penalti. El Braga tenía una montaña que escalar y las semifinales invitaban a los Rangers al llegar al descanso.

El decorado cambió radicalmente cuando en el 83 Carmo hizo el 2-1 para los lisboetas que empataba la eliminatoria. Estaban jugando con un jugador menos por la expulsión del central Vítor Tormena, pero se metían de lleno en el partido. Tanto que se jugó una prórroga en la que la superioridad numérica se hizo más evidente y Kemar Roofe hizo el 3-1 (3-2 en el total) para los escoceses (en el 101). Cuatro minutos después Iuri Medeiros veía la segunda tarjeta amarilla y el Braga se quedaba con 9. El Rangers estaba clasificado para las semifinales en las que se enfrentará al Leipzig.

El 0-2 de Rice

Lyon – West Ham: Normalmente el adjetivo empleado para describir ese tipo de primera mitad es ‘intenso’. El Lyon rugió en su juego, y probablemente debería haber logrado al menos dos goles por delante, pero fue precisamente el West Ham el equipo que logró ese resultado (con apenas un 36% de posesión del balón). El equipo inglés estuvo muy acertado en las ocasiones que tuvo mientras que el juego del Lyon fue atractivo, pero en última instancia sin pegada.

Y así arrancó la segunda parte con el 0-3 de Bowen (que se sumaba a los de Dawson y Rice). El reto de los minutos fueron un mero trámite para que el club londinense durmiera el partido hasta certificar su pase a las semifinales.

Atalanta – Leipzig: El Leipzig jugó un gran partido. Demostraron ser un equipo experimentado y de alta calidad. El Atalanta estaba por debajo de su rival ya en la la primera mitad, mientras que en la segunda mitad dieron lo mejor de sí mismos tuvieron sus ocasiones, pero ya fue demasiado tarde. El autor de los dos goles alemanes, Chirstopher Nkunku, declaró tras el partido que «estamos trabajando duro y queremos intentar ganar el trofeo». Por su parte, el técnico del Atalanta, Gian Piero Gasperini, comentó que «los partidos a este nivel son difíciles. Esta noche no lo hicimos tan bien como el partido de ida. Empezaron bien, nos faltaba algo en el último tercio. Es importante recordar lo especiales que son las noches europeas para el Atalanta».

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.