Cuartos de final de la Champions League: Partidos de vuelta (2ª parte)

El Atlético no pudo con un City en un duelo que se fue cargando de tensión y acabó rozando la pelea multitudinaria (0-0). El Liverpool empató 3-3 con un Benfica que no puso en peligro a los reds pero que tampoco se dejó vencer sin dar guerra. Semifinales: Liverpool-Villarreal y City-Madrid.

Remate de cabeza de Gundogan

Atlético de Madrid – Mánchester City: El 1-0 del Etihad stadium obligaba a los de Simeone a tener una presencia en ataque que desdeñaron en el partido de ida (con un ultradefensivo sistema de 5-5-0). En el Wanda Metropolitano el City de Guardiola salió como de costumbre y se hizo con el control del balón con una posesión del 70 por ciento, ocho remates y ninguno a puerta (a pesar de contar con Bernardo Silva, Phil Foden y Mahrez en el tridente de ataque, aunque el turco Gundogan remató al palo). El Atlético sí que lanzó entre los tres palos… pero el único tiro que realizó. a pesar de contra con una habilidosa pareja como Griezmann-Joao Félix. Los primeros 45 minutos fueron intensos pero también frustrantes. Los rojiblancos no lograban salir a la contra y el City era incapaz de meter mano a su rocoso rival. Dos estilos totalmente contrapuestos que se aniquilaban mutuamente.

Los rojiblancos empezaron la segunda parte con un remate forzado de Joao y un peligroso remate con el exterior de Griezmann. Los minutos ya corrían contra los atléticos y por ello los citizens tampoco querían cometer ningún error en defensa que les hiciera perder su ventaja. El Atlético sumó a Correa y el exvalencianista Rodrigo De Paul para dar más empuje a su ataque. Había otra actitud pero no llegaban los resultados. Siempre se quedaban a un paso de un remate limpio que les diera vida. La tensión estalló en el 88 cuando Savic cortó una galopada de Foden y ambos banquillos saltaron a la gresca. Al final Savic y Aké vieron la tarjeta amarilla. Y Felipe otra que le costó la expulsión.

En el minuto 101, sí así de largo fue el tiempo extra, Correa tuvo la última ocasión, pero su remate no fue preciso y Ederson sentenció la eliminatoria. Simeone jugó a la defensiva y cuando quiso ir al ataque, no supo como hacerlo.

Konaté anotando el 1-0

Liverpool – Benfica: El equipo de Jürgen Klopp hizo los deberes en el partido de ida con un contundente 1-3 en Lisboa. La defensa del equipo inglés fue la protagonista de la primera parte ya que un central como Konaté abrió el marcador y fue el lateral izquierdo Tsimikas el jugador más destacado por sus incontables subidas por su flanco. También lo fue en lo negativo al verse sorprendida por un disparo de Gonçalo Ramos quien desde unos 20 metros batió a Alison Becker a la media hora de juego. El Liverpool no dio su mejor imagen en el primer acto, pero tampoco lo necesitaba gracias a su ventaja total de fos goles. Diogo Jota, Firmino y Luis Díaz llevaron peligro en sus acciones, pero también es cierto que el Benfica salió respondón y no se dejó amilanar en Anfield.

Una presión del colombiano Luis Díaz al portero Vlachodimos acabó con el balón en los pies de Firmino que amplió la ventaja del Liverpool. Solo 10 minutos después de reiniciarse el partido, la eliminatoria ya empezaba a verse resuelta del todo. Tanto que Firmino le cogió gusto y repitió diez minutos después tras una falta botada por un inspirado Tsimikas.

El Benfica demostró mucho orgullo y empató el partido con goles del ucraniano Yaremchuk y el cotizado uruguayo Darwin Núñez (del que se habla de una oferta del PSG por 70 millones). El marcador se ajustaba por puro maquillaje, pero sí hay que caer mejor dando una buena imagen.

Partidos del martes

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.