Cuartos de final de la Champions League 21/22: Partidos de ida

El Atlético frustró al Mánchester City durante gran parte del partido pero no udo frenar una jugada de la pareja Foden-DeBruyne y cayó 1-0. Por su parte, el Liverpool impuso su dominio territorial ante un Benfica que tuvo una buena actitud, pero evidenció estar a un nivel inferior a su rival (1-3).

Cuadro de enfrentamientos a partir de los cuartos de final
De Bruyne, Cancelo y Foden

Mánchester City – Atlético: El equipo del Cholo Simeone alcanzaba los cuartos con solo tres victorias en ocho partidos. Sufriendo, pero sabiendo sobrevivir a las circunstancias. El City de Pep Guardiola encaraba un nuevo reto en su lucha por justificar una multimillonaria inversión para hacer que el equipo inglés sea campeón de Europa. No hubo goles en la primera mitad y los rojiblancos cumplieron con su papel en el primer acto gracias a Jan Oblak y un ultradefensivo esquema 5-5-0. Incluso los delanteros eran defensas. Hasta siete intervenciones de mérito del guardameta esloveno le ayudaron a Simeone a mantener la portería a cero.

A la hora del partido el City tenía el 70% de la posesión del balón y acumulaba ocho remates a puerta, pero solo uno entre los tres palos. El Atlético se conformaba con solo uno. Griezmann y Joao Félix estaban lejos de intimidar la portería de Ederson. Simeone seguía con su plan de llegar vivo a la vuelta en Madrid a cambio de renunciar al ataque.

La frustración de los citizens se calmó en el 70. Un minuto antes Foden había entrado en el campo y con un toque superó a una línea defensiva atlética, lo que aprovechó Kevin De Bruyne para abrir el marcador. El internacional belga estaba de celebración ya que cumplía su 50ª aparición en la Champions. El Atlético fue algo más incisivo tras el gol, pero siempre dejando su retaguardia bien protegida. De hecho, Simeone retiró a Joao para dar entrada a Lemar y reforzar el centro del campo. Finalmente la victoria fue para el City, pero la diferencia es mínima y al Atlético le queda dar su mejor cara ante sus aficionados, aunque para ello tenga que tomar algún riesgo. Algo muy poco habitual en el equipo colchonero.

Mo Salah y Otamendi

Benfica – Liverpool: Los portugueses se enfrentaban a uno de los gallos de la competición con los deberes cumplido ya que los cuartos so un premio y a partir de ahí, todo buen resultado es un extra. La primera parte salió a la perfección para el Liverpool. Una ventaja de 2-0 en poco más de media hora es todo lo que podían desear. El Benfica no planteó demasiados problemas y los jugadores de Jürgen Klopp han seguido con su atacante estilo de juego de esta temporada. Konaté y Mané acabaron con la escasa resistencia que ofreció el Benfica que suele ser un equipo difícil de vencer en Lisboa (solo dos derrotas en sus últimos 18 encuentros como local en Europa).

La segunda parte empezó con un grave desliz de la defensa del Liverpool que le permitió a Darwin Núñez disponer del tiempo y el espacio necesario para controlar el cruce de Rafa Silva y poner la pelota en la esquina lejana del gol de Alisson Becker. Pero el Liverpool siguió insistiendo y tuvo su premio. Otamendi se fue muy lejos a perseguir un balón en el medio del campo y una rápida y precisa recuperación de Keita sirvió para dejar solo al colombiano Luis Díaz que definió con calidad en su uno contra uno ante Vlachodimos. El Liverpool toma ventaja, y muy clara, en la eliminatoria.

Partidos del miércoles

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.