Cañizares, Gayá, Soler, Ferrán y el minuto 19:19

Las renovaciones de José Gayá y Carlos Soler, la opinión de Cañizares al respecto o las palabras de Ferrán Torres sobre un posible regreso al Valencia me interesan, pero no tanto como que el club vire el rumbo. Y sobre todo que ese minuto 19 de cada partido se convierta en una marea humana que deje clara su opinión: Lim go home.

«Con todo el respeto y cariño por mi parte al Valencia. Jugué 10 años, apostó por mí, desarrollé los mejores años de mi carrera. Sigo viviendo en València, recibiendo muestras de cariño constantemente cada vez que voy a la calle. Seis de mis siete hijos son valencianos… y te diría que yo no (renovaría). Yo no puedo quedarme. Tengo que mirar por mis intereses y buscar un club que trabaje mejor y donde esté más cómodo y más profesional»

«Si ellos se quieren quedar, posiblemente su generosidad está a prueba de todo. Para mí son más leyendas que cualquiera de nosotros que hemos ganado títulos, Gayà y Soler»

Santi Cañizares, en Cope Valencia

«Ser el capitán del equipo y el trato de la gente que me enorgullece. Al final trato de devolverlo jugando y esforzándome al máximo, darlo todo, para que nadie me pueda decir nada»

«Cuando era niño me fijaba siempre en David Villa porque era el que marcaba todos los goles, era mi ídolo, y también David Albelda por lo que ha significado como capitán dentro del Valencia, el respeto que generaba y como encendía a la afición transmitiendo valores que hoy en día se están perdiendo en el fútbol, esa lealtad y compromiso»

José Luis Gayá, en Sport

«Siempre he dicho que quiero seguir aquí, en el Valencia, por ello estoy muy contento de que el club quiera que me quede»

Carlos Soler, en Eldesmarque.com

«Fue una salida un poco difícil para mi y para mi familia porque después de tantos años en mi club fue difícil recibir tantas críticas. Siempre diré que el Valencia CF es mi casa y ojalá algún día pueda volver. Es un honor y ojalá pueda algún día regresar»

(Sobre sus demandas para renovar) «Son propuestas que en ese momento creíamos oportunas porque estaba haciendo una gran temporada y no eran cosas muy locas. No me arrepiento porque pensaba que me lo merecía. Ahora ya está olvidado»

Ferrán Torres, en Universo Valdano

La libertad de expresión solo es verdaderamente libre si aceptamos escuchar a quienes nos dan la razón totalmente, a medias o piensan lo contrario. A todos ellos. A menudo se nos olvida valorar el momento y las circunstancias de cada declaración. Si podemos ser esclavos de nuestras palabras, también tenemos que ser libres para opinar e incluso cambiar de opinión con el tiempo.

Yo no estoy totalmente de acuerdo con lo que dijo Cañizares sobre lo que se pueden perder Gayá, Soler o incluso Guillamón si deciden renovar por el Valencia de Meriton. Pero lo entiendo perfectamente. Entiendo que la vida de un profesional es corta y que el dinero es necesario para todos, pero también opino que por las cantidades que cobran su bienestar económico y el de quienes le rodean está garantizado. Si el Valencia fuera un equipo de Primera, Segunda o Tercera RFEF, no habría debate alguno. Cualquiera de esos tres jugadores ganará mucho más dinero de lo que yo ganaría en mi vida aunque siguiera vivo a los 100 años.

Ferrán Torres eligió marcharse muy joven del Valencia. Tenía una gran oferta del Mánchester City. Un club fundado en 1880, refundado con su actual nombre en 1894 y que ganó la liga británica en 1937 y 1968 antes de conseguir cinco títulos más bajo el manto del Abu Dhabi United Group for Development and Investment, un grupo inversor de Emiratos Árabes Unidos (EAU) que en 2008 compró el equipo (por 250 millones) al ex primer ministro de Tailandia, Thaksin Shinawatra, acusado en su propio país de corrupción y blanqueo de capitales, quien poco antes había hecho lo mismo por 121 millones. Si te vienen a buscar, cada uno es libre de jugar donde quiera y con quien quiera. Ni lo critico, ni lo aplaudo.

El placer de jugar en tu equipo

También entiendo que esos tres jugadores que ahora negocian con el club valoran, como en el pasado hizo José Claramunt, Ricardo Arias o Fernando Gómez por querer jugar en el equipo que les vio nacer como profesionales. Y el que ya querían antes de serlo. Eso no lo tiene el bueno de Cañete al que aprecio porque ha aprendido a valorar al VCF y eso le convierte en uno de los nuestros.

Por el mismo motivo entiendo que algún jugador quiera irse y lo entiendo porque otros de fuera también han querido llegar hasta el Valencia CF. Jugadores que descubrieron su amor por el Valencia y que sienten el calor de una afición que ni olvida su pasado, ni a sus leyendas. El rencor existe y hay quienes siendo de cerca se han ido de malas manera o de forma equivocada. Personalmente me pareció muy digno de aplauso y valiente que Pedja Mijatovic se presentar en los actos del Centenario. «Me equivoqué al decir que me quedaba en el Valencia», dijo entonces. Y me sentiría mezquino si no acepto una disculpa que me parece sincera. Tuvo tres grandísimas temporadas como valencianista y con eso me quedo. Me aburren los dramas.

El presente y el futuro es lo que me motiva. El día a día de un seguidor y sufridor del Valencia pasa por ejemplo por ese minuto 19 de cada partido. Y por muchas cosas más como agrupar al accionariado en torno a la plataforma Libertad VCF y plantarle cara a Meriton. Me gustaría que la gestión fuera mejor. Creo que no sería nada complicado hacerlo bastante mejor… Pero de lo que estoy convencido es que de su tiempo ya ha pasado, han dilapidado nuestra paciencia. Elijo mi libertad de expresión para hacerla valer desde este blog. Para no perder el tiempo en discutir con los que sufren un sospechoso síndrome de Estocolmo (desplazado a Singapur). Y para expresarlo cada minuto 19 y 19 segundos con mi voz, con un texto o un tuit. Porque puedo escuchar a todo el mundo, pero tengo mi propia voz. Y mi voz dice basta. Dice: Lim go home (y ya puestos) don’t come back.

Planeta Mestalla

Periodista valenciano y valencianista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.